sábado, 21 de enero de 2012

Tarta de lima





Tenía muchas ganas de probar esta tarta típicamente americana. Había comprado limas para hacer pollo satay y antes de tirar las que me sobraron, me acordé de esta tarta.

Es muy similar a la tarta de limón tradicional con merengue pero con un toque diferente que le da las limas. Se puede cubrir con merengue o con nata montada. Yo esta vez la he hecho con merengue porque es mas sano, mas ligera y la verdad me gusta mas. Si no os gusta el merengue, la cubrís con nata montada con un poco de azúcar y listo.

Ingredientes

Para la base
150 gr galletas tipo digestives
40 gr azúcar
85 gr mantequilla derretida

Para el relleno
120 ml zumo de lima
3 yemas de huevo a temperatura ambiente
390 gr leche condensada (un bote de los pequeños)

Para la cobertura
4 claras de huevo a temperatura ambiente
50 gr azúcar
1/2 cucharadita cremor tártaro
Una pizca de sal

Preparación

Precalentamos el horno a 175 grados.

Untamos un molde apto para horno con mantequilla. Yo he utilizado un molde de Pyrex. También podéis usar un molde de cerámica que sirva para horno. Tiene que ser bajito, bueno, ya lo véis en la foto.

Trituramos las galletas y mezclamos con los 40 gr de azúcar y la mantequilla derretida y extendemos sobre la base del molde, subiendo por los bordes del mismo. Introducimos en el horno 10 minutos. Transcurrido este tiempo, sacamos y dejamos enfriar mientras preparamos el relleno.

Batimos con varillas las yemas con la leche condensada unos minutos, hasta que se haga una masa cremosa. Añadimos poco a poco el zumo de lima y seguimos batiendo hasta que queden todos los ingredientes bien integrados. Repartimos por la base de galletas y metemos en el horno de 10 a 15 minutos hasta que esté cuajada. Sacamos del horno y dejamos enfriar. Cuando esté fría, la introducimos varias horas en el frigorífico.

Por último, cubrimos con en merengue. Para ello, ponemos las claras en un bol con el cremor tártaro y la pizca de sal y batimos con varillas primero a velocidad media y después pasamos a velocidad máxima. Una vez hayan subido y estén montadas, añadimos el azúcar y continuamos montando hasta que esté muy montada, brillante y que se hayan formado picos.

Repartimos sobre la tarta, bien con manga pastelera o con espátula y gratinar unos minutos en el horno a 200 grados para tostar la superficie del merengue. También podéis usar un soplete de cocina para tostar la superficie. 

A pesar de sus ingredientes, la lima le da un toque muy suave,  eso sí, os tienen que gustar los dulces con sabor a limón porque el sabor es muy parecido.




1 comentario:

  1. Que pinta tiene!
    Soy seguidora de tu blog desde ya hace algun tiempo.

    Voy a echar un vistazo a tu blog a ver que haces de bueno.
    Te invito a pasarte por el mio, quizas haya algo que te guste o simplemente te apetezca
    apuntarte a mi sorteo-concurso.

    http://anyolcocina.blogspot.com/2012/01/anyol-cocina-esta-de-concurso.html

    ResponderEliminar